El boicot de Uber y las consecuencias para los usuarios

Uber

Durante el fin de semana, activistas y celebridades comenzaron a usar Twitter para instar a un boicot de Uber usando el hashtag #DeleteUber.

El movimiento comenzó después de que la Alianza de Trabajadores de Taxi de Nueva York pidiera una suspensión temporal de los viajes en dirección al aeropuerto John F. Kennedy como un gesto de solidaridad con los visitantes que se celebraron allí después de la orden repentina de Trump de restringir la entrada de siete países predominantemente musulmanes.

Uber continuó enviando a los conductores a JFK y anunció que no cobraría un aumento de precio:

A pesar de la insistencia de Uber, que no estaba tratando de romper la huelga de taxis y la oposición de Travis Kalanick CEO de Uber, el movimiento continuó el lunes por la mañana, enfrentando una severa crítica el papel de Kalanick por participar en el equipo de asesores de Trump.

Mientras tanto, el competidor Lyft donó $ 1 millón a la ACLU, (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) que está luchando contra la prohibición de viajar de Trump en la corte. Para mucha gente, esa era una razón clara para eliminar Uber e instalar Lyft en su lugar:

La instalación de Lyft en los Smartphone está creciendo, y superó en descargas diarias a Uber según TechCrunch.

Pero el equipo #DeleteUber parece desconocer los lazos de Lyft con el gobierno de Trump.

En 2015, el financiero Carl Icahn hizo una inversión de $ 100 millones en Lyft. Sus intereses están representados en su junta directiva a través de John Christodoro de Icahn Capital.

Icahn hizo mucho más que Kalanick para ayudar a que Trump fuera elegido. Él era un partidario temprano y vocal de Trump durante la campaña, demandando que el hombre de negocios sería mucho mejor para la economía que Hillary Clinton, y Trump designó a Icahn como consejero especial en la regulación en diciembre.

Icahn no es el único asesor de Trump con una conexión a Lyft. Founders Fund, la firma de capital de riesgo fundada por el asesor de Trump, Peter Thiel, dirigió la ronda B de Lyft e invirtió en las próximas dos rondas. (Thiel es cofundador de Paypal)

Kalanick no ha hecho ningún secreto de sus puntos de vista políticos libertarios, que están más alineados con los republicanos. Pero si los activistas están disgustados por su apoyo a Trump, el boicot de Uber para Lyft no es necesariamente la solución.

Uber manifestó ayer su postura en un comunicado diciendo que apoyara y defenderá a sus socios y conductores y que participaran defendiendo cualquier injusticia,

Aquí en México parece que también ha llegado la moda de boicotear a Uber y el hashtag #deleteuber .

A raíz de esto los reflectores se posan ahora en la nueva App City Drive, originaria de Guadalajara y que inició operaciones en la Ciudad de México hace 15 días.

City Drive tiene 250 mil usuarios registrados y tres mil conductores en las ciudades de Guadalajara, Monterrey, Aguascalientes, San Luis Potosí y Colima. La empresa destacó que permite el pago en efectivo, y que cobran comisión del 10% a sus choferes, mientras que Uber cobra el 25%.

En cuanto al uso, es muy parecido a Uber, al pedir con teléfono el auto, seleccionar destino y con el conocimiento del costo del viaje.

Teresa Moraleshttp://www.latam247.com

Business Blogger, Latam 24/7

Leave a Reply


*